Parábola de las Ranas 

Un grupo de ranas viajaba por el bosque y, de repente, dos de ellas cayeron en un hoyo profundo.

Todas las demás ranas se reunieron alrededor del hoyo.

Cuando vieron cuán hondo era el hoyo, le dijeron a las dos ranas en el fondo que para efectos prácticos, se debían dar por muertas.

Las dos ranas no hicieron caso a los comentarios de sus amigas y siguieron tratando de saltar fuera del hoyo con todas sus fuerzas. Las otras ranas seguían insistiendo que sus esfuerzos serían inútiles.Finalmente, una de las ranas puso atención a lo que las demás decían y se rindió. Se desplomó y murió. La otra rana continuó saltando tan fuerte como le era posible.

Una vez más, la multitud de ranas le gritó que dejara de sufrir y simplemente se dispusiera a morir. Pero la rana saltó cada vez con más fuerza hasta que finalmente salió del hoyo.Cuando salió, las otras ranas le preguntaron:- ¿No escuchaste lo que te decíamos?
La rana les explicó que era sorda. Ella pensó que las demás la estaban animando a esforzarse más para salir del hoyo.

Esta historia contiene dos lecciones:

Primero: La lengua tiene poder de vida y muerte. Una palabra de aliento compartida con alguien que se siente desanimado puede ayudar a levantarlo y finalizar el día.

Segundo: Una palabra destructiva dicha a alguien que se encuentra desanimado puede ser que acabe por destruirlo. Cualquiera puede decir palabras que roben a los demás el espíritu que les lleva a seguir en la lucha en medio de tiempos difíciles.
Tengamos cuidado con lo que decimos. Pero sobre todo con lo que escuchamos, no siempre hay que prestar atención, utilicemos sólo lo que es bueno.

2ranas

 

La Parábola del Caballo

Un campesino que enfrentaba muchas dificultades poseía algunos caballos que lo ayudaban en los trabajos de su pequeña hacienda. Un día, su capataz le trajo la noticia de que uno de los mejores caballos había caído en un viejo pozo abandonado. Era muy profundo, y resultaría extremadamente difícil sacarlo de allí.

El campesino fue rápidamente al lugar del accidente y evaluó la situación, dándose cuenta de que el animal no se había lastimado. Pero, por ladificultad y el costo del rescate, concluyó que no valía la pena, y pidió al capataz que sacrificara al caballo tirando tierra al pozo hasta enterrarlo. Y así se hizo.

A medida que la tierra le caía encima, el animal la sacudía. Esta se acumuló poco a poco en el fondo del pozo, permitiéndole subir. Los hombres se dieron cuenta de que el caballo no se dejaba enterrar sino que, al contrario, estaba subiendo, hasta que finalmente consiguió salir del socavón.

Si está "allá abajo", sintiéndose poco valorado, y si los otros le lanzan la tierra de la incomprensión, del egoísmo o de la falta de apoyo, recuerde al caballo de esta historia. No acepte la tierra que tiraron sobre usted, sacúdala y suba sobre ella. Cuanta más tierra le lancen, más podrá subir.

Caballos-Corriendo_Imagenes-de-Animales_09

Parábola de la Vida

Cierto día, un profesor entra al aula y les dice a los alumnos que se preparen para un examen sorpresa.
Todos estaban nerviosos, mientras el Maestro iba entregando la hoja del examen con la parte frontal hacia abajo, de modo que no vieran lo qu
e contenía hasta que él explicara en qué consistía la prueba.
Una vez que entregó todas las hojas, les pidió que dieran vuelta a la misma y vieran el contenido.
Para sorpresa generalizada era una hoja en blanco que tenía en el medio un punto negro.
Viendo la cara de sorpresa de todos sus alumnos, el profesor les dijo:- “Ahora vais a escribir una redacción sobre lo que estáis viendo en ese papel.“Todos se pusieron a pensar y a escribir sobre lo que veían.
Terminado el tiempo, el maestro recogió las hojas, las colocó en el frente del escritorio y comenzó a leer las redacciones en voz alta.

Sin excepción se referían al punto negro de diferentes maneras.

Terminada la lectura, el profesor comenzó a hablar de la siguiente manera:

- ” Este examen no es para dar una nota, os servirá como lección de vida.
Nadie habló de la parte blanca de la hoja, que como veis es la que mayor superficie ocupa, habéis centrado la atención en el punto negro…!”

Esto mismo pasa en nuestra vida, en ella tenemos una hoja en blanco entera, para ver y aprovechar, pero, centramos la mente y la conciencia en los puntos negros !

La vida está llena de cariño y amor, siempre tenemos sobrados motivos para alegrarnos, por nuestra familia, por los amigos que nos apoyan, por los milagros que nos suceden diariamente, y no obstante insistimos en mirar el punto negro.

Ya sea el problema de salud que nos afecta, la falta de dinero, la difícil relación con un familiar o amigo, la corrupción de nuestra clase política, una monarquía bochornosa, la crisis económica creada por una banca que sostiene y financia el poder político…etc.

Los PUNTOS NEGROS son mínimos en comparación con todo lo que diariamente obtenemos, pero ellos ocupan nuestra mente en todo momento.

Saquemos la CONCIENCIA y la ATENCIÓN MENTAL de los puntos negros, aprovechemos el milagro de nuestra vida a cada momento.

Este año será BUENO o MALO, no en función de nuestras circunstancias externas, y negatividad ajena, SINO EN FUNCIÓN DEL USO QUE HAGAMOS DE LAS 365 OPORTUNIDADES QUE TENDREMOS A LO LARGO DE EL.

Parábola de las Metas

Un maestro quería enseñarles una lección especial a sus alumnos, y para ello les dio la oportunidad de escoger entre tres exámenes: uno de cincuenta preguntas, uno de cuarenta y uno de treinta. A los que escogieron el de treinta les puso una “C”, sin importar que hubieran contestado correctamente todas las preguntas. A los que escogieron el de cuarenta les puso una “B”, aun cuando más de la mitad de las respuestas estuviera mal. Y a los que escogieron el de cincuenta les puso una “A”, aunque se hubieran equivocado en casi todas.

Como los estudiantes no entendían nada, el maestro les explicó:

“Queridos alumnos: permítanme decirles que yo no estaba examinando sus conocimientos, sino su voluntad de apuntar a lo alto”.

Cuando le apuntamos a lo alto, estamos más cerca de nuestros sueños que si nos conformamos con pequeños objetivos

mision_llegada_a_la_meta

Parábola de las Oportunidades

Esta fantástica historia sucede en una villa italiana, y cuenta la historia de dos primos, Bruno y Pablo, a los que les adjudican el transporte del agua desde una fuente en lo alto de una montaña hasta el depósito de la villa, al que todos acudían todos los días a por agua.


Los dos, muy contentos por la gran oportunidad, empezaron a llevar agua desde el río hasta el depósito, que se encontraba en la plaza del pueblo. Pronto tenían el depósito lleno, pero cuando la gente llegaba cada día a buscar agua con sus baldes, éste había que volver a rellenarlo, por lo que cada día tenían que trabajar y trabajar transportando baldes de agua del río al depósito una y otra vez. Aunque la gente les pagaba por cada balde que se llevaban, a Pablo no le gustaba tener que trabajar tanto.

A Pablo se le ocurrió la idea de construir un acueducto, una tubería que llevara el agua del río a la villa, y así no tendrían que transportar tantos baldes con agua a lo largo del día, aunque eso supondría dedicar a la construcción sus horas libres, porque sabía que luego se podría echar a descansar sin tener que hacer nada para ganar el dinero que le costaría tanto sudor.

Así que se lo propuso a su primo Bruno, pero este rechazó la idea, pues confiaba en que eso retrasaría su sueño de conseguir dinero para comprar una vaca y una casa grande.

Pronto, Pablo empezó su obra, y Bruno, contento, porque ahora todas las ganancias eran para él, pero tenía que trabajar más, para satisfacer la demanda de todo el pueblo.

Cuando al pasar un largo período, Pablo acabó e acueducto, y lo inauguró, todos en el pueblo tenían agua a mejor precio que la que Bruno les ofrecía, más fresquita y limpia.

Así fué como Pablo consiguió un buen sistema para ganar dinero, y él ahora, tenía mucho tiempo y no tenía que cansarse trabajando todo el día.

En cambio, Bruno no pudo conseguir su sueño de comprar una vaca y una gran casa.

Esperamos que os gustaran, un saludo de Samuel Xiveiro y Dany Catalán. !Ahora toca Leer y Aplicar!